top of page

BLUE MONDAY

Blue Monday es conocido como el día más triste del año. Por lo general, se cree que el tercer lunes de enero es el día más melancólico del año porque es cuando nos llegan los estados de cuenta de las tarjetas de crédito que reflejan el gasto excesivo durante las fiestas, probablemente ya hallamos fallado en algunos propósitos de año nuevo y el constante clima frío nos puede desanimar aún más.


El concepto se publicó por primera vez como parte de una estrategia de mercadotecnia en el 2005 de una empresa de turismo que afirmaba haber calculado la fecha mediante una ecuación matemática. Sin embargo, la idea se considera una simple suposición. Puede que no haya mucha evidencia que respalde la existencia del Blue Monday, pero probablemente podríamos estar de acuerdo en que algunas personas pueden sentirse particularmente deprimidas en estos días.


A continuación te comparto 4 sencillas maneras de superar el bajón de esta fecha:


Acuéstate temprano: La depresión y los problemas del sueño tienen una relación bidireccional (dormir mal puede contribuir al desarrollo de la depresión y tener depresión hace que una persona experimente problemas para dormir). Es importante prepararse para dormir siguiendo una rutina útil, como tomar limitar las luces azules por la noche. La falta de sueño estimula la secreción de la hormona de estrés cortisol, lo que hará que percibamos nuestro ambiente más amenazante.


Sé amable contigo: La presión de cambiar tu estilo de vida o tus hábitos al inicio del nuevo año puede ser abrumador. A menudo nos "castigamos" a nosotros mismos y entramos en un bajo estado de ánimo si no cumplimos con nuestras expectativas. Esto nos orilla a abandonar nuestros objetivos por completo. Sé compasivo contigo mismo, e intenta establecer objetivos realistas y eficaces adaptados a tus necesidades. No es necesario esperar al año nuevo para proponerte un cambio. Cada día es perfecto para volver a iniciar.


Conecta: Pasar tiempo con los demás es uno de los pocos placeres de la vida que puede costar muy poco, pero que nos impacta enormemente. Hoy en día basta con hacer una video llamada para poder tener contacto con amigos o familiares. Estar cerca de tus seres queridos está fuertemente relacionado con una buena salud y longevidad.



Haz ejercicio: Lo sé, sentirse agüitado puede reducir tu deseo de estar físicamente activo. Si bien, es posible que no tenga ganas, Alexis Fernandez-Preiksa, autora del libro The neuroscience of self love, expone que la actividad física puede ser muy efectiva para mejorar tu estado de ánimo y aumentar tus niveles de energía. Esto debido a que el ejercicio incita la producción de dopamina (hormona que disminuye el estrés y depresión).


Estas recomendaciones pueden resultar muy obvias, pero a menudo se pasan por alto. Personalmente, cuando me siento desanimado, cambiar de perspectiva me es de gran ayuda. Al cambiar a un mindset positivo y hacer una lista diaria de 3 cosas por las que estás agradecido, re-programas tu cerebro para concentrarse más en los aspectos positivos de la vida y desarrollar resiliencia contra momentos difíciles.

bottom of page